Secciones


Últimas reseñas

domingo, 18 de agosto de 2019

Reseña: Si solo fuera un cuento de hadas de Victoria Vílchez

¡Hola a todos! ¿Qué tal va vuestro domingo? Hoy os traigo nueva reseña de una de mis autoras nacionales preferidas, Victoria Vílchez y os hablo de Si solo fuera un cuento de hadas.

Título: Si solo fuera un cuento de hadas
Saga: No
Autora: Victoria Vílchez
Editorial: Kiwi
Año: 2017
Páginas: 320

Alice no ha tenido demasiada suerte en el amor. En realidad, sus experiencias hasta ahora han sido desastrosas. Sin embargo, eso está a punto de cambiar con la aparición en su vida de Jay Forevermore, el hombre atractivo pero de carácter bastante hosco que se presenta ante ella como… ¡su hada madrina! Y es que parece que en el país de Nunca Jamás creen que Alice necesita ayuda urgente para encontrar a su alma gemela.
Alice se verá empujada a un montón de citas con distintos hombres y, mientras Jay realiza la labor para la que ha sido enviado, ambos van a descubrir que resulta imposible elegir de quién te enamoras y que a veces la única magia necesaria es la del amor.

Y tú, ¿estás dispuesto a creer en cuentos de hadas?

Alice es una chica independiente, con un buen trabajo, amigos, pero muy mala suerte en el amor. Ninguna de sus relaciones ha terminado como esperaba y eso ha hecho que, de la manera más inesperada, Jay Forevermore termine en su vida.

Jay es guapo, carismático, pero lo más peculiar de su persona, es que es un hada madrina. Sus jefes le envían para ayudar a Alice a encontrar el amor de su vida y el primer encontronazo entre ambos, no es que vaya precisamente bien.

Alice no sabe si se está volviendo majareta o el que está como una regadera es Jay pero en serio ¿Hadas madrinas? Poco a poco Alice se irá convenciendo de que el pivón que se ha instalado en su apartamento es realmente su hada madrina, pero ¿Será este capaz de encontrar al alma gemela de Alice? ¿O todos sus intentos se convertirán en estrepitosos fracasos?

Los personajes me han encantado porque son divertidos y carismáticos.

Alice es una chica racional, estable, con amigos y una buena vida, pero una negada confesa para las relaciones amorosas. La llegada de Jay supone un shock, pero a pesar de sus reticencias, alguien conseguirá poco a poco colarse en su corazoncito.

Jay es un hada madrina de profesión, todos es su familia lo son y a pesar de que ya empieza a estar un poco harto de su profesión, se ha tomado el reto de hacer feliz a Alice como algo personal. Aunque esta última asignación, le va a resultar más costosa de lo que esperaba.

Los personajes secundarios son de lo más divertidos y peculiares, tenemos a la mejor amiga de Alice, que está como una cabra, a los hermanos de Jay o a las muy diversas citas de Alice, a lo largo del libro. Todos ellos tienen su punto, aunque si me tengo que quedar con alguien es con Joey, el hermano de Jay.

La historia es amena, divertida y desde luego nada común. Se lee en un suspiro y es que los piques entre los protagonistas, las citas fallidas y toda la historia que se va creando entre ellos, te mantiene entretenido desde el principio. El final del libro reconozco que no me ha sorprendido mucho, pero he disfrutado enormemente viendo cómo se llegaba hasta ese punto.

En cuanto al ritmo, es muy ágil, es algo que me encanta de las novelas de Victoria, que empatizas muchísimo con sus protagonistas, y con esa frescura que ella tiene, hace que las páginas pasen solas. Esta autora siempre consigue sacarme de mis bloqueos lectores. Si no la habéis leído aún ¿A qué estáis esperando?

En resumen, Si solo fuera un cuento de hadas, es una historia divertida y amena sobre una chica que no cree en el amor de su vida y un hado madrino que se la propuesto conseguirle su felices para siempre. Si quieres romance y risas aseguradas, este es tu libro.

Besitos de hada ^^


Gracias a Ediciones Kiwi por el ejemplar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo blog se hace grande gracias a los comentarios, por eso os animo a todos a dar vuestra opinión, estaré encantada de leer todos vuestros comentarios.
Pero recordar que cuando deis vuestra opinión, sea siempre con respeto y sin ofender a los demás. Cualquier comentario ofensivo desaparecerá rápidamente.
Tampoco se permitirán el spam ni los enlaces, si quieres que visite tu blog, contacta conmigo a través del email.
Ahora si ¡a comentar!