Secciones


Últimas reseñas

viernes, 4 de noviembre de 2016

Palomitas y La chica del tren

¡Hola cinéfilos! Hoy vengo a hablaros de otra de las películas que fui a ver en la pasada fiesta del cine, La chica del tren, inspirada en el libro de Paula Hawkins. Cómo en esta ocasión si he leído el libro, os voy a hablar tanto de la peli, como de la adaptación.



La película comienza, como no podía ser de otra manera, con Rachel en el tren. Rachel nos habla de su vida y de esa pareja que ve siempre desde el tren Megan y Scott, que viven en su antiguo barrio y a los que ella inventa vidas y nombres. Vemos de primera mano los problemas con el alcohol de Rachel, sus llamadas a su exmarido y el acoso a Anna, la actual mujer de este.

Tras ver Rachel desde el tren, como Megan engaña a su marido con otro hombre, entra en un bucle autodestructivo. Se emborracha hasta casi perder el sentido, envía audios a su exmarido y por un loco impulso, decide apearse esa noche en el pueblo de este. Tras una noche confusa volverá a su casa llena de sangre y sin recordar nada.

A la mañana siguiente, anuncian la desaparición de Megan y Rachel empezará a plantearse qué paso esa noche y si ella pudo haber visto algo. La policía se pondrá en contacto con ella, pero Rachel no es precisamente una fuente fiable y no la creen cuando habla del amante de Megan. Eso llevará a Rachel a ponerse en contacto con Scott y a meterse de lleno en una trama, que podría no terminar bien para ella.

He de reconocer que, en cuanto a la historia, la adaptación está bastante bien conseguida. No se han inventado demasiadas cosas y en general han sido fieles al libro. Lo que no se ha logrado del todo es adecuar los tiempos. El libro se narra en dos tiempos diferentes, las historias de Anna y Rachel se narran en presente, mientras que a Megan la conocemos en pasado, meses antes de su desaparición. Esto es así también en la película, pero he de decir que los saltos en el tiempo han sido algo confusos y para quienes hayan ido al cine sin leer el libro, era fácil perderse con tanto salto en la trama.

Algo que tampoco han conseguido lograr del todo, el mantener el misterio del libro. En el libro juegan mucho con la intriga, te hacen sospechar de todos y eso en la película, no está demasiado bien logrado. Todo se hace más evidente y es fácil adivinar cosas, que en el libro no sospechas hasta que las estás viviendo.

Por último, en cuanto a los actores, no hay pega ninguna. El personaje de Rachel, interpretado por Emily Blunt, está más que conseguido y lo mismo pasa con el papel de Megan, interpretado por Haley Bennett, ambas tienen papelones y muy bien interpretados. Luke Evans, interpretando a Scott, no tiene tanta relevancia como en el libro, pero oyes, nos regala unas buenas instantáneas luciendo cuerpazo, que son de agradecer.


En resumen, La chica de tren es una buena película y adaptación que, aunque no llega a la altura del libro, te hace pasar un rato de buenas intrigas.

Besitos desde el tren ^^

4 comentarios:

  1. Hola, Mar:

    Tengo bastantes ganas de ver esta adaptación porque tiene buena pinta. Me alegro de que te haya gustado y la has disfrutado. ¡Gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaa! Yo no he leído el libro pero tengo ganas de ver la película ^^ Me han hablado bien de ella.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Yo el libro no lo he leído, pero la peli me sorprendió para bien. No sabía que iba a encontrarme, porque no había ni leído la sinopsis, pero las diferentes críticas (buenas y malas) me empujaron a ir a ver la película. Me encantó :)

    1beso

    ResponderEliminar
  4. Holaa!
    Aun no he visto la película pero si dices que es una buena adaptación la miraré, ya que me encantó el libro :)
    Besoooo!

    ResponderEliminar

Todo blog se hace grande gracias a los comentarios, por eso os animo a todos a dar vuestra opinión, estaré encantada de leer todos vuestros comentarios.
Pero recordar que cuando deis vuestra opinión, sea siempre con respeto y sin ofender a los demás. Cualquier comentario ofensivo desaparecerá rápidamente.
Tampoco se permitirán el spam ni los enlaces, si quieres que visite tu blog, contacta conmigo a través del email.
Ahora si ¡a comentar!